Periódico Proceso
Image default
Desde la plaza Mi patrimonio Nuestra historia Poder local

El árbol del Santo Hermano Pedro reliquia viviente que sigue en pie

El árbol de esquisúchil que el Santo Hermano Pedro sembró hace 361 años en el jardín de Los Laureles, en la iglesia antigüeña de El Calvario, seguirá en pie tras la erradicación de un hongo que lo tenía condenado a muerte.

Un grupo de científicos y profesionales, liderado por el microbiólogo Miguel Torres, concluyó con éxito una estrategia integral de salvación de este ejemplar de la especie bourreria huanita, originaria de Mesoamérica y utilizada con diversos fines por los antiguos mayas, para quienes era sagrado.

“Los antiguos mesoamericanos lo utilizaban como medicina, los sacerdotes y los reyes como tranquilizante, y las princesas se bañaban en agua perfumada por esquisúchil”

Miguel torres, microbiólogo

Alarma

En octubre, cuando se disponía a abonar el árbol, como acostumbraba, Torres descubrió los frutos de un hongo xilófago o destructor de la madera, lo que era un pésimo pronóstico, porque indicaba una infección interna.

“Era un indicio que el árbol pronto iba a morir, lo que fue motivo de alarma”, explicó el científico.

Tratamiento

El grupo de especialistas que reunió Torres optó por aplicar una colección de productos naturales donados por una empresa mexicana y aplicados por el ingeniero agrónomo Ronald Lima desde principios de diciembre.

Aparte de retirar con cincel y martillo los hongos, se aplicó microorganismos benéficos que combaten al invasor de forma natural. Se agregaron especies de bacterias que regeneran las bacterias del suelo y fumigaron para exterminar las hormigas, cochinillas y arañas.

El famoso árbol de esquisúchil es podado
El famoso árbol de esquisúchil es podado

El tratamiento de emergencia incluyó la aplicación de ácidos carboxílicos, obtenidos de fermentaciones naturales, para desinfectar el tronco. Además, una poda retiró casi el 25% del peso del ejemplar.

Unos sicomoros egipcios, sembrados por el microbiólogo en el 2002 y que le hacían sombra, fueron podados y ahora el árbol del Hermano Pedro recibe más horas de sol.

“Creemos que son eficaces los tratamientos que estamos aplicando, y ahorita ya se ve muy sano. Se garantiza alargarle otros años de vida a este árbol”, aseguró Torres. El científico ha estudiado la especie bourreria huanita desde hace 30 años.

“Se ha levantado un acta eclesiástica y el cronista de La Antigua prepara un acta secular para dar fe de la autenticidad de esta reliquia”.

Miguel Torres, microbiólogo

Reproducción difícil

El esquisúchil es una especie en peligro de extinción y de difícil reproducción. Los múltiples ensayos efectuados en Guatemala con semillas, vástagos y acodos fracasaron de forma reiterada, aseguró el científico.

Un brote del tricentenario árbol ha sido sembrado en el atrio de El Calvario
Un brote del tricentenario árbol ha sido sembrado en el atrio de El Calvario

El primer árbol reproducido con éxito a partir de un ejemplar traído de Chiquimula a la ciudad de Guatemala permanece desde 1991 en la entrada a la tumba del Santo, en el templo antigüeño de San Francisco El Grande.

“Se descubrió que por medio del cultivo de brotes que vienen directamente de la raíz se podía hacer el cultivo en maceta con muchos cuidados, y posteriormente sembrarlos en su lugar”, detalló Torres.

Desde entonces, gracias a dicha técnica, han sido sembrados unos 100 esquisúchiles en sitios emblemáticos en la vida del Santo en La Antigua.

Historia

El árbol de esquisúchil aún de pie en la iglesia de San Miguel Escobar, hoy Ciudad Vieja, fue sembrado hace más de 400 años por el sacerdote Juan Godínez, capellán del ejército español y primer sacerdote que vino con Pedro de Alvarado a Guatemala.
Al Santo Hermano Pedro, quien acostumbraba rezar en la iglesia de San Miguel Escobar, le gustaba ese ejemplar y logró trasladar a El Calvario un hijo, tomado de la raíz. Esta especie, nativa de Mesoamérica, es bastante longeva y tiene una larga historia en la región.

En el 2002 el árbol fue nombrado Patrimonio Etnobotánico de La Antigua Guatemala

Related posts

Un libro para la esperanza: El telar de pie en Antigua Guatemala

Eric Salazar Monzón

Alcaldes auxiliares preocupados por avance de obras

Redacción

Alfombras de Semana Santa para mantener identidad cultural

Eric Salazar Monzón

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?