Periódico Proceso
Image default
Destacados Nuestra historia

La Antigua Guatemala, con más de 4 siglos de historia

La Antigua Guatemala fue nombrada por Felipe II el 10 de junio de 1566 como “La Muy Noble y Muy Leal ciudad de Santiago de Guatemala”. Fue la capital de la Real Audiencia de Guatemala por 232 años (1543–1775) cuando el Cabildo salió a la nueva ciudad. Estuvo 26 años en la incertidumbre, hasta que en 1799 se le dio el noble título de Antigua Guatemala.

Esta ciudad cuenta con más de 4 siglos de historia y en su momento constituyó la tercera ciudad importante en el continente de América, después de México y Lima, Perú. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Tierra natal de grandes literatos como Sor Juana de la Concepción de Maldonado y Paz, Rafael Landívar, César Brañas y Luis Cardoza y Aragón; y cantautores como Ricardo Arjona. La ciudad es rica en historia, política, demografía, economía, religión, cultura, arte, arqueología, turismo, entre otras.

De Santiago de Guatemala a la “antigua arruinada”

El 25 de julio de 1524 fue fundada por Pedro de Alvarado la Ciudad de Santiago de Guatemala en Iximché, la antigua capital kaqchikel. Se nombra a los integrantes del cabildo, lo que da inicio de vida a dicha institución que más adelante se conoce como Ayuntamiento.

Debido a las exigencias de Alvarado, los indígenas abandonan el centro. De Iximché fue trasladada a los llanos de Olintepequc o Xepau. Posteriormente, a cargo de Jorge de Alvarado, se asentó la ciudad en el valle de Almolonga el 22 de noviembre de 1527.

El 10 de septiembre de 1541 una lluvia constante provocó una fuerte correntada que se desprendió del volcán de Agua (Hunanphú) y ocasionó un desastre ante la ciudad emergente.

Nuevo traslado

Luego de este fatídico acontecimiento, el 22 de octubre de 1541, el Cabildo dispuso el traslado al valle de Panchoy o Pacán, que se traduce como “lago grande” en idioma kaqchikel. Término de controversia debido a que su ubicación puede ser el Valle de Quilisimate o el suroeste del valle en el sector denominado El Tortuguero, según María Teresita Chinchilla.

La ciudad de Santiago de Guatemala alcanzó una población de entre 60,000 y 70,000 habitantes, incluyendo poblados como San Felipe, Santa Inés del Monte Pulciano, Santa Ana, San Cristóbal el Bajo, Santa Isabel Godínez, San Luquitas, San Andrés del Déan y La Magdalena.

Durante el periodo hispánico Antigua Guatemala contaba con 38 templos suntuosos, 15 oratorios y varias ermitas. Siendo capital del Reino de Guatemala contó con Colegios Mayores y Menores, así como la Honorable Universidad de San Carlos de Guatemala de Borromeo, la sexta universidad en el continente americano.

Otra tragedia

Al establecerse en el valle de Panchoy, el 29 de julio de 1773 sobreviene el terremoto de Santa Marta. La destrucción de la ciudad dividió a la población en 2 facciones: los traslacionistas, encabezados por el mariscal Mayorga, apoyando el traslado, y los terronistas, con el arzobispo Pedro Cortés y Larraz al frente, que se negaban a abandonar la ciudad.

Pero el 28 de julio de 1777 se promulgó la iniciativa del traslado a un nuevo lugar, el Valle de la Ermita.

Del Archivo Histórico

Posteriormente a este traslado la “arruinada antigua” quedó por 26 años en el limbo. En 1799 se comisiona un regente de la Real Audiencia y se nombran Alcaldes Ordinarios y Procurador Síndico del Común en Antigua Guatemala.

Lo que permitió mantener con vida a la antigua ciudad de Santiago de Guatemala, con una nueva historia que es poco conocida e indagada.

Los documentos de 1543 hasta 1821 se encuentran en el Archivo General de Centro América, y de 1821 a 1960 están en la ciudad de Antigua Guatemala, los cuales han tenido su propia trayectoria dentro de la villa.

“Asentá escribano, que yo, por virtud de los poderes que tengo de los gobernadores de su magestad, con acuerdo y parecer de los alcaldes y regidores que están presente asiento y pueblo aquí en este sitio la ciudad de Santiago, el cual dicho sitio es término de la Provincia de Guatemala”.

Jorge de Alvarado, sobre el traslado de la ciudad al valle de Almolonga

Related posts

Becerro del ramal de Cañas, servicios de agua en el siglo XIX

Redacción

¿Es correcto habilitar el paso de vehículos frente al Real Palacio?

Julio Sicán Aquino

Del libro «Artes y artesanías mayas de Guatemala»

Redacción

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?