Periódico Proceso
Image default
Actualidad Destacados Primera plana

Niña atacada por perro se recupera

María Vicente Tzunúm, de 4 años, se recupera de manera satisfactoria. Ella sufrió una mordedura al ser atacada por un perro doberman en una de las calles de Antigua Guatemala, el domingo pasado.

La madre de la menor atacada, Santa Elena Tzunúm, de 20, años relató los hechos en su limitado español. El suceso ocurrió el domingo último en horas de la mañana. Ella se dedicaba a pedir ayuda en una de las calles antigüeñas.

Santa Elena con su hija atacada en su cuarto de alquiler
Santa Elena con su hija en su cuarto de alquiler

Recordó que estaba en en la banqueta con sus dos hijas, María Vicente, y Petronila, de un año y 7 meses. Un perro doberman atacó a su hija. La niña estaba a sus espaldas cuando fue atacada. La mordedura alcanzó el cuero cabelludo del lado izquierdo del cráneo.

Al lugar se presentaron los Bomberos Voluntarios, la Policía Municipal y la Policía Nacional Civil. Esta última se hizo cargo del hecho.

La víctima fue trasladada al Hospital Nacional Pedro de Bethancourt y luego a un centro asistencial privado. Luego de su curación fue dada de alta.

La madre aseguró que el dueño del perro pagó los gastos médicos por Q6,000. También desmintió lo que se publicó en las redes sociales referentes a que la niña había perdido un ojo y una oreja por ese incidente.

“Mi niña está bien, se está recuperando y no tendrá problemas después”


Santa Elena Tzunúm, MADRE DE LA MENOR

El gringo

Donald Robert Stephens Barnhart, de 64 años, estadounidense, es el propietario del perro que suele conducirse en bicicleta con sus dos perros por las calles de la ciudad colonial. A veces acompañado por otra persona.

El incidente no es el primero. Sus perros han atropellado a personas que han sido sorprendidas al paso de los caninos.

Una fuente del Ministerio Público comentó que a Donald Stephens, no se le imputó ningún cargo por falta de una legislación específica. Mientras tanto, personal de la Procuraduría General de la Nación, visitó a la familia en su residencia para establecer los daños a la menor, según comentó su madre. Se desconoce el seguimiento del caso, pues su directora;  Mónica Porras, no dio declaraciones.

Pastor presta  auxilio

Lizeth Pérez, hija del pastor, Juan Pérez Pantó, de la iglesia Misión Evangélica Príncipe de Paz Pentecostés, de San Isidro, Jocotenango, Sacatepéquez, explicó que los padres de la menor pertenecen a esa congregación religiosa desde hace cuatro años cuando llegaron procedentes de San Antonio Ilotenango, Quiché.

Comentó, que luego del suceso su padre se hizo cargo del caso porque son de escasos recursos económicos y su idioma dominante es el Quiché.“Mi papá estuvo luchando para que ellos recibieran las atenciones, más que todo lo necesario, para la curación de la niña”.

“Mi papá estuvo luchando para que ellos recibieran las atenciones, más que todo lo necesario, para la curación de la niña”, puntualizó.

 “Ellos vinieron a buscar una vida mejor a la Antigua porque allá en el Quiché a veces cuesta un poquito”.


Lizeth Pérez, hija de pastor

El padre de la menor,  Francisco Vicente, de 34 años, se dedica a lustrar zapatos en el parque y calles antigüeñas.

Related posts

Avanza construcción de casas para víctimas del volcán de Fuego

Julio Sicán Aquino

Nuevos despidos grupales sacuden a la Municipalidad antigüeña

Eric Salazar Monzón

Corredor gastronómico cultural a San Juan del Obispo

Eric Salazar Monzón

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?