Periódico Proceso
Image default
Destacados Educación Mi patrimonio Nuestra historia

Monumento a Ana Frank no cuenta con licencia del CNPAG

El monumento que se erige a, Ana Frank, de origen judío y autora de la obra mundialmente conocida como El Diario de Ana Frank, en el parque de San Sebastián de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, no cuenta con la licencia respectiva del Consejo Nacional para la Protección de Antigua Guatemala (CNPAG).

De acuerdo con el Conservador interino del CNPAG, Marvin Borrayo, la instalación de ese monumento no cuenta con la licencia respectiva de esa entidad. La junta directiva lo discutirá en la sesión de consejo el martes próximo, pues esta semana no se abordó el tema por la ausencia del alcalde Víctor Hugo del Pozo, debido a que padece de covid-19, precisó.

“El Consejo solicitó conocer la historia de la plaza de San Sebastián y otros aspectos para ver si el monumento encaja en su historial”

marvin borrayo, conservador interino cnpag.

Algunos vecinos antigüeños en las redes sociales han rechazado la instalación de ese monumento al argumentar que no tiene nada que ver con la historia de esa plaza y de Antigua Guatemala.

Inauguración

Las autoridades municipales llevarán a cabo este viernes 3 de septiembre a las 10 horas la inauguración del referido monumento. Al acto acudirán el embajador del Estado de Israel, mientras se espera la presencia de algunos vecinos molestos por esta acción municipal.

¿Quién es Ana Frank?

Ana Frank. Judía, nace en Fráncfort, Alemania, el 12 de junio de 1929. Debido a la falta de trabajo y pobreza sus padres deciden mudarse a Ámsterdam, Holanda. Ahí el padre de Ana, instala una compañía que se dedica al comercio de pectina, una sustancia para la preparación de mermelada.

El 1 de septiembre de 1939, la Alemania nazi invade Polonia y así comienza la Segunda Guerra Mundial. El 10 de mayo de 1940, los nazis también invaden los Países Bajos y el ejército holandés se rindió de forma inmediata.

La Casa de atrás

En la primavera de 1942 en la casa de atrás de su compañía en la calle Prinsengracht 263, el padre de Ana comenzó a condicionar un escondite, no mucho tiempo después llegan cuatro personas más a esconderse en la Casa de atrás. El lugar es un poco apretado, Ana debe andar sigilosamente y, muchas veces, tiene miedo.

En los dos años que se esconde, Ana, escribe sobre lo que ocurre en la Casa de atrás, pero también sobre lo que siente y piensa. Además, escribe cuentos, comienza una novela y escribe citas en su Cuaderno de frases buenas, que copia de los libros que lee. Así es como la escritura la ayuda a que el tiempo transcurra.

Papeles

Cuando el ministro de educación del gobierno holandés desde Inglaterra, a través de Radio Orange, hace un llamado a guardar diarios y documentos de guerra, a Ana se le ocurre la idea de reescribir sus diarios sueltos en una sola historia con el título de Het Achterhuis (La Casa de atrás).

El 4 de agosto de 1944, la policía la descubre y arresta junto a cuatro escondidos. A pesar de dicha incursión, parte de los escritos de Ana son conservados: dos protectoras salvan a los papeles antes de que la Casa de atrás sea vaciada por los nazis.

Auschwitz

A su llegada al campo de concentración en Auschwitz, los médicos nazis realizan una selección y deciden quién puede realizar trabajos forzados. Aproximadamente unas 350 personas que fueron trasladadas con Ana son asesinadas en las cámaras de gas, inmediatamente a su llegada.

Ana es enviada al campo de trabajo forzado para mujeres con su hermana y su madre. Su padre, en cambio, va a un campamento de hombres.

Muerte

A principios de noviembre de 1945 Ana es trasladada y junto con su hermana es deportada al campo de concentración de Bergen-Belsen. Casi no hay comida y hace mucho frio y Ana, al igual que su hermana, contrae fiebre tifoidea. En febrero de 1945 ambas fallecen a consecuencia de esa enfermedad, primero Margot, poco después Ana.

De todos los escondidos, su padre, Otto, sobrevivió a la guerra. Es liberado de Auschwitz por los suros y durante su largo viaje de regreso a los Países Bajos se entera que su esposa Edith ha fallecido, al igual que sus dos hijas, Margot y Ana.

El diario de Ana Frank

Los papeles que se conservan del Diario de Ana causan una profunda impresión en su padre. Así lee que Ana quería convertirse en escritora o periodista y que tenía la intención de publicar sus historias sobre la vida en la Casa de atrás.

Los amigos convencen a, Otto, para que publique el diario y el 25 de junio de 1947 Het Achterhuis   (conocido en español como el Diario de Ana Frank) es publicado en una edición de tres mil ejemplares.

El libro fue traducido a 70 idiomas. Se escribe una obra de teatro y una película. En 1960 el escondite se convierte en un museo. Otto murió en 1980. Su deseo que los lectores del diario tomen conciencia de los peligros de la discriminación, el racismo y el antisemitismo.

Tomado de: ¿Quién era Ana Frank?

Related posts

Vehículos nuevos están tirados en el César Brañas

Julio Sicán Aquino

Feria del Libro en Antigua fomenta el hábito de lectura

Julio Sicán Aquino

Monseñor José Ramiro Pellecer Samayoa: “Siempre me sentí atraído por los pobres”

Eric Salazar Monzón

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?