Periódico Proceso
Image default
De cerca Destacados Poder local

Preocupa que se esté expulsando a la población local: Borja López (Idom)

Un equipo multidisciplinario de profesionales, coordinado por el arquitecto español Borja López, de la consultora internacional Idom, construye a pedido del Ministerio de Economía una visión para el desarrollo y la gestión territorial de Sacatepéquez. (Esta entrevista la hizo Proceso GT en julio de 2018).

También un nuevo Plan Regulador del patrimonio histórico, cultural y natural de La Antigua Guatemala y su área de influencia. Además, un Plan Maestro para los 7 municipios vecinos y los planes de ordenamiento territorial para  la ciudad colonial, Jocotenango, Ciudad Vieja y Pastores, en un proceso que empezó en diciembre de 2017 y terminará en octubre próximo. López brinda un adelanto de los primeros resultados del estudio.

POT Antigua
Borja López, coordinador de IDOM (Foto Proceso: agosto 2018)

¿Qué hallazgos hay en la visión subregional de Sacatepéquez?

Hay dos motores en el departamento. Uno es el norte, las Milpas Altas, Sumpango, Santiago Sacatepéquez, Santo Domingo Xenacoj, San Lucas, alrededor de la Interamericana, y están respondiendo a esa dinámica. Como en Chimaltenango, con centros comerciales pegaditos a la carretera, generando un crecimiento desordenado. Le llamamos el corredor metropolitano porque es la unión con la Ciudad de Guatemala y Chimaltenango. Luego tenemos el segundo, Antigua y todas sus aldeas y municipios, Jocotenango, Pastores, Ciudad Vieja. Antigua es el corazón y el que se lleva toda la inversión de turismo, como un agujero negro que está atrapando todo el desarrollo del área. Hay que hacer dos cosas, en el norte, que se genere trabajo y empleo pero de forma ordenada, que no crezca sin criterio, y en el caso de Antigua y sus alrededores la idea es descentralizarla, que parte de esa gran actividad puedan también verse beneficiados los municipios y las aldeas de alrededor.

Este estudio también puede aportar al tema turístico porque es el destino número uno de Centroamérica.

En la parte del plan maestro se están estudiando todos los recursos turísticos que hay y cómo están estas dinámicas y lo que se está proponiendo es ordenar lo que hay porque en la cuadrícula fundacional se están dando muchos cambios de uso, todo se está convirtiendo en hoteles, áreas comerciales, preocupa que se está generando un área meramente turística y se está expulsando a la población local, está desapareciendo la residencia del centro y la idea es intentar que este proceso no sea tan acentuado porque está llegando a niveles preocupantes.

El problema determinante para el futuro es la conversión de las fincas cafetaleras en centros urbanísticos, que es de las preocupaciones de la UNESCO.

Ese es quizá el más complejo, porque se dan dos cosas, uno es la protección del cinturón verde que forman las fincas cafetaleras y por otro lado también hay una demanda de vivienda, en gran parte, de segunda residencia, ya sea para extranjeros o para gente de la capital, pero también para la gente de Antigua, que está yendo a otros municipios porque no hay vivienda, lo que queremos es conjugar que esta transformación de las fincas intente respetar al máximo posible las áreas verdes. Tenemos el Guacalate y el Pensativo que todavía tienen zonas verdes alrededor de estos 2 cauces, podríamos hacer un parque lineal que envolviera la ciudad y luego si esa transformación urbanística se produce, que tenga más presencia lo verde, que sea de baja densidad, que no se vaya a edificios en altura, que se diluya la edificación entre la vegetación y es la línea por la que estamos trabajando, intentar que haya vivienda de todas las clases y no sea solo dirigida a un segmento específico del mercado sino que se pueda abrir. Que haya suelo disponible en la Antigua, Ciudad Vieja, Pastores, Jocotenango, para que esa presión hacia los cerros no se produzca.

¿Cómo van el plan regulador y el maestro?

Hemos entregado los diagnósticos de los POT de los 4 municipios que se citan en la ley de protección de la ciudad de Antigua Guatemala y vemos que se necesita actualizar el plan regulador, que es de 1974. Tenemos problemas conocidos de límites que dividen predios, que no están trazados con respecto a la realidad física de la ciudad. Todo eso de crear un cinturón verde de las fincas cafetaleras, que sea más amplio y que incluya todos los cerros, el Consejo de Protección lo tenía claro, entonces en el plan regulador la idea es incorporarlo de forma más clara y que en la normativa han quedado en el aire o que estaban recogidas en el espíritu pero no concretadas, hay que concretarlas porque ahora la ley se estaba centrando mucho en el casco, que era lo problemático y ahora se ha expandido y hay que prestarle atención.

¿En cuánto tiempo se verán resultados?

Todo dependerá de la velocidad de implementación. Estamos identificando proyectos de corto plazo, dos o tres años, y otros de largo plazo, que es el horizonte de los diferentes planes al 2032.

¿Por ejemplo? 

Un programa de mejoramiento urbano de todas las aceras, las calles para las personas con movilidades reducidas. En La Antigua una de las cosas que protege el decreto 60-69, Ley de Protección, es el empedrado famoso pero creemos que se tiene que pensar en este tipo de personas.

Otro plan es una gestión mancomunada de los residuos para tener un centro que sea integral, que incluya varias municipalidades y si se les junta puede conseguir ahorros económicos y desarrollar una economía de escala, eso puede ser atractivo para el sector privado que ha dicho que hay unas empresas que estarían interesadas en participar en este tipo de proyectos si se les garantiza que va a haber un retorno pero claro tiene que ser un volumen alto para que sea rentable.

¿Se tiene previsto el transporte alternativo?

Por un lado mejorar la red para el transporte privado, las carreteras, y la mejora del transporte público, hay muchas rutas pero están desorganizadas, todas tienen su origen y destino en la estación de autobuses de Antigua. Se necesita reorganizar el transporte público. Es un proyecto que viene de años y se va a proponer, pero no para el corto plazo, esas estaciones de transferencia que serían áreas donde se puedan concentrar tanto los autobuses como establecer estacionamientos y que de ahí pueda haber autobuses o ir a pie al centro, ese proyecto no es nuestro, ya está identificado y creemos que es necesario hacerlo. Y aprovechando esto reorganizar todas esas rutas del transporte público.

También hay una deuda con la promoción del arte y la cultura, no hay espacios, aunque hay iniciativas privadas.

Algo que se ha detectado en el diagnóstico del plan regulador es que los monumentos intentan darles un uso para que se mantengan y algo que ha surgido otra vez, es que se puedan reconvertir en centros de arte, lo que es muy acertado y teniendo este patrimonio tan grande y que muchas veces no se sabe qué hacer con él es interesante. Uno de los proyectos que también se propone es hacer un estudio específico para cada monumento porque se necesita adecuarlo a la realidad arquitectónica del monumento.

Pot
Vea la edición original de Proceso GT julio 2018

Related posts

San Juan del Obispo abre puertas al turismo local

Julio Sicán Aquino

El covid-19 llega a las Obras Sociales del Santo Hermano Pedro

Julio Sicán Aquino

El Botoneta C.A Tour 2020 abre la brecha para el retorno del automovilismo

Carlos Vicente

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?