Periódico Proceso
Image default
Actualidad Deportes Destacados Primera plana

La Cochita Godoy y su legado imborrable en Antigua

Jamás se podrá olvidar, el Norceca de 1967, el único logro simbólico de la Selección Nacional de Futbol de Guatemala en más de 100 años de historia.

En ese momento, escrito en las piedras más gloriosas de Guatemala, figura el nombre del antigueña, Rafael La Cochita Godoy, una leyenda del gol guatemalteco.

La Cochita Godoy, es padre de 5 hijas y heredó su nombre inmortal a 4 nietas que también forman parte de su vida y que mantienen intacto su trayectoria con una colección periodística de su vida.

“Rafael siempre fue un hombre muy bueno, a algunas las maltrata y les pega el esposo, pero él conmigo nunca hizo eso. A mis hijas no les puso mano encima. Era un hombre muy tranquilo, bastante correcto”, afirma su esposa Ana María Antonieta Muñoz de Godoy.

“Aunque para mí es mucha tristeza ya no poder verlo sentado en ningún lado, pero ahí tengo muchas fotos y recuerdos de él”.

Ana María Antonieta de Godoy, esposa.

Cafe Hecho en Casa

Su retrato es el talismán de la casa 68 C en la séptima avenida norte. Un rótulo que dice “Aquí vivió la Cochita Godoy”, es el pergamino del restaurante de su familia, Cafe Hecho en Casa.

La magia de su legado se respira en ese ambiente, el futbol se puede palpar porque su trabajo al frente de la Selección de Guatemala que ganó el Norceca 1967, es el logro más significativo de Guatemala y que aún perdura ante la crisis que vive el combinado patrio.

“Fue un hombre que nos enseñó a tomar decisiones. Nos dio cierta libertad pero nunca dejó de orientarnos. Fue muy correcto y llevaba una vida cristiana bastante buena. Como ser humano tuvo muchos valores que resaltar y el deporte era su vida”, afirma su hija Paula Lorena Godoy Muñoz, la cuarta hija de la Cochita Godoy.

Paula Lorena, también afirma que se siente orgullosa del logro del que fue parte su progenitor, al mismo tiempo indica que le da tristeza que por más de 50 años la bicolor no tenga otra cosa que presumir.

“Seguimos celebrando algo que pasó hace más de 50 años, eso sí me da mucha tristeza, no sé qué nos pasa”.

Paula Lorena Godoy, cuarta hija de La Cochita.

Recuerdos tristes


La cuarta hija de la Cochita Godoy tiene presente los últimos 15 días de su padre antes de fallecer por un cáncer. La progenitora recuerda que él entrenaba al equipo de Jalapa en la Liga Nacional y recibió una llamada de Rafael.

“Fue algo raro porque no era así. Ese día me dijo que no sentía bien y que no podía más. Regresó a la casa a Antigua y había perdido una cantidad grande de peso, esos fueron sus últimos 15 días”, recuerda.

“Después de fallecer nos dieron un diagnóstico y nos dijeron que era un cáncer. Pero Dios lo quería mucho porque no sufrió mucho, ninguna quimioterapia ni nada. Fue un hombre bien querido”, agrega.

Related posts

La Antigua vibra de sabor y color en los festivales del níspero y las flores

Julio Sicán Aquino

Finca La Azotea y Jorge Vega motivan a niños al ritmo del Break Dance

Carlos Vicente

Delegación de UNESCO visitará Antigua para observar tradición cuaresmal

Julio Sicán Aquino

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?