Periódico Proceso
Image default
Destacados Turismo Alternativo Verde

Liberar y proteger es dar vida: conservación de tortugas marinas

Las tortugas marinas, llamadas también parlamas, podrían desaparecer de las costas guatemaltecas en 30 años debido a la poca conciencia de conservación de dicha especie y a la contaminación del mar.

Viajar y conocer las costas de Guatemala se ha vuelto un ejercicio únicamente de diversión y depredación de los recursos naturales por turistas locales y extranjeros.

Durante el invierno se incrementa la liberación de tortugas marinas en el área protegida de Manchón Guamuchal, en Retalhuleu, a 213 kilómetros de la capital.

«Entre 5 y 10 años de cárcel es la sentencia por la comercialización ilegal de esta especie».

Marlon Dávila, Director Regional Costa Sur, CONAP

En 2015 se llegó a una cifra de 42,000 tortugas liberadas, en 2016 fueron 25,000, en jornadas impulsadas por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap).

La liberación de cerca de 12,000 tortugas marinas en el 2017, fue un indicador muy claro de la rápida extinción de esta especie marina, según el director Regional Costa Sur del Conap, Marlon Dávila.

Es el hábitat perfecto para aves endémicas, pero también se observan migratorias.
Es el hábitat perfecto para aves endémicas, pero también se observan migratorias.

Áreas de protección de tortugas marinas

El Manchón Guamuchal tiene una extensión de 13,500 hectáreas, de las cuales 8,000 son ocupadas por manglares, para ser uno de los ecosistemas más grandes de Centroamérica.

Dentro de esta área protegida hay 3 tortugarios administrados por vecinos de las aldeas El Chico, Tres Cruces y Tilapa.

En la liberación no es recomendable manipular las tortugas marinas porque esto las desorienta, estresa y limita su supervivencia.

Las principales amenazas son la sobreexplotación humana (consumo de huevos, carne, piel y caparazón), captura incidental en pesquerías de palangre, redes y pesca de arrastre y la destrucción del hábitat, a través de la contaminación de los ríos y playas, especialmente con plásticos.

Lepidochelys Olivacea es el nombre científico de la parlama.
Lepidochelys Olivacea es el nombre científico de la parlama.

Protección

Otros mecanismos de protección y control impulsados por el Conap son: el consumo responsable de los huevos, considerando los medios económicos de subsistencia de las comunidades locales, por medio del turismo sostenible y regulado en buceo, avistamiento durante la anidación o liberación de neonatos y actividades educativas sobre las especies de tortugas marinas.

El lugar además ofrece atardeceres únicos.
El lugar además ofrece atardeceres únicos.

Datos relevantes

  • Q25 llega a valer una docena de huevos de parlama.
  • El Conap socializa entre las comunidades que el 20% de la recolección de huevos sea donado para la conservación de la especie.
  • El 80% restante será comercializado legalmente por medio de un documento que extiende el Conap
  • El Conap registra alrededor de 130 parlameros que donan el 20% y a cambio reciben víveres

Related posts

(VIDEO) Jesús de la Dulce Mirada recorre La Antigua

Eric Salazar Monzón

Juzgado abre 32 expedientes contra comercios infractores de reglamentos

Redacción

Cautela en Municipalidad antigüeña ante intervención en el Choconal

Eric Salazar Monzón

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?