Periódico Proceso
Image default
Actualidad Destacados Opinión

Palacio Arzobispal es patrimonio de los antigüeños

Uno de los bienes patrimoniales con los que cuenta la Municipalidad de Antigua Guatemala es el Palacio Arzobispal, un inmueble que formó parte del conjunto monumental de San José Catedral. El edificio ha estado abandonado y concesionado a terceras personas que no representan los intereses de los antigüeños.  

En corporaciones anteriores se otorgó el uso y arrendamiento a entidades que han aprovechado su excelente ubicación para fines de lucro personal. Esta acción ha perjudicado el erario municipal y la imposibilidad de que sea utilizado por quienes realmente son parte de esta ciudad. 

Han existido distintos litigios para la recuperación de todos los locales que conforman este monumento porque son arrendamientos totalmente desfavorables para la Municipalidad y han generado pérdidas a la población antigüeña.

Subarrendatarios

Unos litigios han sido suspendidos por la antojadiza interpretación de los asesores jurídicos y otros porque terceras personas fueron sorprendidas en su mala fe, pues los arrendaban a precios ridículos. No obstante, sus subarrendatarios pagan precios comerciales que generan ganancias particulares. 

Considero que los bienes municipales deben estar al servicio de la población y evitar generar concesiones y otorgamiento de arrendamientos que vayan en contra de los ingresos propios del municipio.

Esta situación reduce la posibilidad de obtener ingresos para la generación de obras de infraestructura tan necesarias en las aldeas. 

“Debemos recuperar los bienes municipales para beneficio común y no de particulares”

eugenia contreras

Recuperación

El espacio que ocupa lo que antes era la Casa de la Cultura y en sí todo el inmueble denominado Palacio Arzobispal debe estar al servicio de la ciudadanía.

Es urgente que los antigüeños recuperemos las propiedades municipales para destinarlas a generar espacios de uso público o de oficinas de atención al vecino en las áreas más céntricas de la ciudad donde sea de fácil acceso y generen comodidad.

De ninguna manera debe permitirse la privatización de espacios que pertenezcan a los antigüeños. Ahora es sencillo concluir procesos de recuperación que ya fueron iniciados en el pasado y que lo único que necesitan es voluntad política por parte de las actuales autoridades municipales. 

Concejo

Debe recordarse que la disposición de los bienes municipales corresponde al Concejo como ente rector de las políticas públicas y como representantes de la voluntad popular. De manera sincera espero que  en este tema en particular no exista retroceso alguno, sino por el contrario el deseo de recuperar lo que es de los antigüeños.

Esto debe ser parte de los propósitos del ente rector y sus integrantes ya que han sido años de aprovechamiento económico por parte de particulares sin escrúpulos. Es la Municipalidad la propietaria legítima y legal. 

El Palacio Arzobispal debe ser destinado al servicio público. Solo se necesita concluir procesos legales ya iniciados y cumplir con las ordenanzas municipales de uso para el bien común.

Related posts

Festival de Café mezcla capacitación y entrenamiento para taza de alto nivel

Eric Salazar Monzón

Contagio y muerte en hogar de ancianos de Antigua

Julio Sicán Aquino

Brote de estafilococo es controlado en Hospital de La Antigua

Redacción

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?