Periódico Proceso
Image default
Actualidad Destacados Opinión

Independencia: 199 años después

Llegamos al mes en que conmemoramos 199 años de la firma de la independencia de la región centroamericana del dominio español.

La gesta tenía como objetivo la ruta de la libertad y participación democrática de un pueblo sumiso en el excesivo pago de impuestos a la corona y dar paso al proyecto libertario de construir una nación desarrollada. Pero pasó a manos de otros extranjeros, a tener básicamente las mismas prácticas que había antes de la firma.

El chovinismo

En un proceso de dos centenas de años se viene dando un fenómeno en particular: encerrar en el fanatismo de lo que se cree tener y lo que en realidad tenemos por practica real. Se nos ha hecho por diferentes metodologías, dependiendo del tiempo y las circunstancias, una campaña formativa y dogmática sobre la creencia de un país libre, propio y democrático. Pero hay de aquel que con ciega locura se atreva a dudar de esta creencia, porque es tachado de desertor y mal hijo de la patria. A este tipo de reacción se le denomina chovinismo.

“hay de aquel que con ciega locura se atreva a dudar de esta creencia, porque es tachado de desertor y mal hijo de la patria”

El fenómeno chovinista lo inició uno de los personajes que ciegamente creían en Napoleón Bonaparte, quienes no dudaban, no cuestionaban y justificaban toda acción del emperador francés. Este patrón de conducta nacionalista extrema dio origen a la ideologización de las causas libertarias de esos tiempos, que en la actualidad siguen vigentes; pensamientos a los cuales en vez de invitar a la unidad apelaban a la uniformidad, a la visión reduccionista de las culturas y a la homogenización del pensamiento para no poner en tela de duda, las decisiones de los mismos de siempre.

Características de esta conducta social:

  1. Pensamiento reducido: no hay más perspectivas que las de su mandatario de país y/o lugar de origen es mejor al suyo y esto lo hace pertenecer a un grupo selecto al cual justifica una mejor posición que al de otro conjunto social.
  2. Conmemoración del pasado: mantener el dogma de alguna actividad o festividad a la cual no se le da el valor real, sino repetitivamente se viven sentimientos sin objetivos lógicos.
  3. Justificación de la territorialidad: sentirse perteneciente a un solo territorio y que todo lo que se encuentra allí es propio y de nadie más. O en casos extremos, la defensa de algún producto que se tiene como estrategia publicitaria en un orgullo nacional y que en realidad basa su modelo de negocios en la evasión de impuestos.

Dejo por el momento estas tres características de las muchas más representaciones que puede haber y que quizás puedan dar el inicio de una autocrítica sobre los comportamientos que podamos tener en nuestro diario vivir.

Tarea de todos

Quiero dejar en claro que construir patria es una tarea de todos nosotros, desde la madre, padre, maestro, servidor público, empresario, etc. de practicar la libertad, la cooperación y la paz.

Creo que la llegamos al momento en que tenemos que ser críticos y replantearnos la visión como país, entrarle a participación desde donde se esté, con lo que se tenga, para construir una sociedad más justa y equitativa, así garantizar el buen vivir de lo que estemos y de los que vendrán. Celebremos que vivimos en una tierra viva y para eso no hay una fecha, solo hay que creerlo y practicarlo.

Related posts

Migraña salva al alcalde de Pastores de audiencia pero no de perder carrera por reelección

Eric Salazar Monzón

Reactivación del transporte amenaza ingresos de motoristas de Sacatepéquez

Eric Salazar Monzón

Primera demanda para Víctor Hugo del Pozo: cumplir con el aumento salarial

Julio Sicán Aquino

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?