Periódico Proceso
Image default
Actualidad Destacados Opinión

Política y Comunidad

El objetivo primordial de la política es lograr armonizar las ideas de los integrantes de una sociedad en búsqueda del bien común, al menos esa es la teoría que todo ciudadano interesado en su comunidad debiera de pensar.

El tema político es cada vez más complejo y muchas veces pensamos que ser político es lograr nuestros objetivos personales, cuando eso está muy alejado de la realidad.

En nuestras comunidades escuchamos diariamente un repudio en contra de la clase política y muchas de las observaciones y reclamos son valederos por la sencilla razón que las condiciones sociales no ven cambios positivos y los servicios básicos siguen siendo deficientes, a pesar del cambio constante de autoridades.

“muchas veces pensamos que ser político es lograr nuestros objetivos personales, cuando eso está muy alejado de la realidad”

Aprender del pasado

Es importante asumir los errores del pasado y cambiar la mentalidad para evitar repetirlos, pero precisamente la falta de voluntad política de escuchar a todos los sectores involucrados en los procesos de desarrollo social constituye un freno para la obtención del bien común.

Si bien es cierto existe una delegación de autoridad en los funcionarios que deben tomar decisiones, estos no deben olvidar el sector de la población que los eligió y les permitió ocupar un lugar dentro de la administración pública, ya que muchas veces es importante analizar las peticiones concretas y revisar los criterios con los cuales se está trabajando para lograr un balance en la toma de decisiones.

La responsabilidad derivada del desempeño de un cargo público es sumamente delicada, porque conlleva consecuencias jurídicas de orden administrativo, penal y civil.

El reclamo de la legalidad

Si los funcionarios son conscientes del papel que desempeñan y que la sociedad y el régimen de legalidad les reclamará si no son lo suficientemente responsables en el uso de su poder, la única consecuencia segura será el responder legalmente por su actuar.

Por eso, debemos involucrarnos en el quehacer social, en los proyectos que están en trámite en nuestra comunidad y en el destino que tienen los fondos públicos para realizar una verdadera auditoría social que permita poner frenos a los excesos y dar viabilidad a las buenas propuestas.

“La responsabilidad derivada del desempeño de un cargo público es sumamente delicada, porque conlleva consecuencias jurídicas de orden administrativo, penal y civil”

En lo personal, considero que día a día aprendemos. Lo importante es contar con la humildad necesaria para aceptar errores cometidos y tener la voluntad plena de ser mejores ciudadanos que nos permita una participación activa y propositiva en nuestras comunidades.

A través de esta columna de opinión me gustaría sembrar la inquietud de muchas personas con excelentes ideas para que se involucren y sigan de cerca las decisiones de nuestros funcionarios públicos. También para que los principios de transparencia y calidad de gasto público sean verificados por los ciudadanos responsables, a quienes les importa el destino de nuestro municipio.

Related posts

Los Aposentos espera la reapertura

Julio Sicán Aquino

Conflicto entre Bomberos Municipales termina por resolución de juez

Eric Salazar Monzón

Hombres y Antigua con más contagios en Sacatepéquez

Julio Sicán Aquino

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?