Periódico Proceso
Image default
Destacados Rostros

Monseñor José Ramiro Pellecer Samayoa: “Siempre me sentí atraído por los pobres”

A 51 años de su ordenación episcopal en Catedral Metropolitana, el 6 de enero de 1968, y su primera misa como obispo al día siguiente en el templo de La Merced de La Antigua Guatemala, Monseñor José Ramiro Pellecer Samayoa, obispo emérito de la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala, recordó la etapa de transición de la Iglesia marcada por el Concilio Vaticano Segundo y la Segunda Conferencia Episcopal Latinoamericana en Medellín, Colombia.

El 7 de noviembre de 1954 el Arzobispo Mariano Rosell Arellano ordenaba en la Catedral Metropolitana 3 sacerdotes, José Vicente Santizo, Hermógenes López Coarchita, asesinado por las fuerzas de seguridad en 1977, y Ramiro Pellecer.

“Los pobres fueron nuestro mundo de sacerdotes principiantes. Ese mundo nos llevó a los lugares más pobres de la capital de esa época”.

“Siempre me sentí atraído por el servicio de los pobres porque necesitan un montón de cosas”, dice sentado en una silla de una pequeña sala de su casa y agrega que no se trata solamente de pobreza material si no de cultura, educación, conocimientos que son campos que no logran alcanzar.

Un poco de historia

Recordó que la transición a la iglesia conciliar de cambios justos y necesarios trajo problemas serios y dolorosos a la iglesia. Por ejemplo, destacó el asesinato de los sacerdotes Hermógenes López Coarchita y Augusto Ramírez Monasterio, acontecimientos que vivió y que sirvieron para unificar y fortalecer a la iglesia.

“Era una época difícil para el país. Mal si se estaba con los pobres, mal con los gobiernos, pero gracias a Dios que se terminó el conflicto armado y nos colocó en otro momento de la historia”, enfatiza.

El obispo agradeció a su comunidad de fieles por el cariño y bondades que le han dado y pidió perdón a Dios por lo que dejo de hacer y no hizo bien.

“Deseo que nuestras organizaciones religiosas se mantengan fieles y que no tomen otras costumbres ajenas a la propia para mantener la riqueza cultural y patrimonial del departamento”.

“Que Dios los bendiga y guarde siempre”, finaliza sereno y agradecido, mientras el repique de campanas le avisa que tiene que celebrar la misa.

DESPERTAR

El movimiento que comenzó con la lucha contra la corrupción y la impunidad que llevó a la caída del Gobierno patriotista en 2015 fue el despertar de un pueblo que estaba dormido, afirma el obispo emérito. Los grandes hacían lo que querían y los guatemaltecos tranquilos, pero de repente, despertaron y empezaron a exigir justicia para terminar con la corrupción, precisó.

“La ventaja es que no estamos solos, aunque algunos se molestan porque el país del norte (Estados Unidos) nos dé una manita y la de las ONU nos apoye con la Cicig. No digo que todo sea perfecto pero el proceso avanza”.

En breve

  • Nació el 10 de octubre de 1929 en la 2ª. calle Oriente Número 4 de La Antigua Guatemala.
  • Hijo de José Fidel Ramiro Pellecer y de María Vicenta Samayoa.
  • Es el tercero de 6 hermanos, de los cuales aún viven 4.
  • Lleva más de 30 años de vivir en la Parroquia de San Felipe de Jesús, La Antigua Guatemala.

Related posts

Estas son las prioridades del nuevo gobernador de Sacatepéquez

Julio Sicán Aquino

Paseos con aroma en el Tour de Café

Eric Salazar Monzón

Sacatepéquez entregará esta semana sus tres propuestas a gobernador

Julio Sicán Aquino

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?