Periódico Proceso
Image default
Destacados Opinión

Tiempos de Solidaridad

Es complicado entender a la naturaleza y sus fenómenos que día a día nos enseñan  el grado de vulnerabilidad en el que se desarrolla el ser humano. Esta reflexión nace de los últimos acontecimientos que han marcado la vida de miles de guatemaltecos por el paso de la tormenta Eta.

Es muy poca la prevención que tomamos como sociedad ante los inesperados hechos naturales que ponen en riesgo la vida, salud, economía y bienestar de los habitantes. Es evidente la debilidad de las instituciones del Estado para prevenir y reaccionar en el momento adecuado.

Sin embargo, todo fenómeno natural que afecte a la sociedad puede verse desde la perspectiva del poder público en dos ángulos: esperar a que la población se restablezca y logre superar los desastres o reforzar sus actividades para lograr generar cambios visibles con apoyo de las instituciones que fueron creadas para la generación del bien común. 

No se puede negar que la capacidad de respuesta dependa de los recursos asignados y la eficiencia con que el aparato administrativo pueda generar los proyectos y contar con los insumos necesarios. Pero, la voluntad política de cumplir con el compromiso del sector público para alcanzar los fines propuestos es la mayor interrogante que en tiempos de crisis nos hacemos los ciudadanos.

Apoyo

Antigua Guatemala fue un sector que no sufrió mayores daños por la última tormenta que provocó daños en otras regiones del país. Sin embargo, eso no quiere decir que las autoridades locales no tomen el ejemplo de situaciones complicadas que están sucediendo y afectando para tomar acciones concretas de prevención. 

Como ciudadanos debemos apoyar desde nuestros espacios y conforme nuestras posibilidades a aquellos que ahora sufren y se ven limitados en sus posibilidades. No obstante, el guatemalteco es solidario y responsable para acudir en tiempos de emergencia.

Prevención

Las instituciones de gobierno deben tomar el papel que les corresponde y enfocar esfuerzos de prevención.  En nuestro municipio existen puntos de vulnerabilidad ya focalizados que deben ser tomados en cuenta a corto plazo para la implementación de obras que impidan el sufrimiento de familias enteras.  

Por lo anterior expuesto, es de suma importancia conocer nuestra realidad social para prevenir desastres y evitar que la deforestación de bosques continúe, así como la planificación de la expansión de la construcción. Se debe ser responsable en la inversión de fondos públicos para cumplir con el fin último del Estado, que es proteger la vida y el bienestar de los habitantes.

Related posts

Casa Herrera inaugura actividades en línea

Eric Salazar Monzón

Corredor gastronómico cultural a San Juan del Obispo

Eric Salazar Monzón

Asencio arremete contra del Pozo a horas del cambio de mando

Julio Sicán Aquino

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?