Periódico Proceso
Image default
Actualidad Destacados Poder local Verde

Lago de Atitlán amenazado por vertedero El Picacho de Sololá

La Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Atitlán y su Entorno (AMSCLAE) urge y acompaña el cierre técnico del vertedero El Picacho ubicado en la aldea San Jorge la Laguna, Sololá, por su alto impacto ambiental que deteriora el lago de Atitlán.

De acuerdo con un estudio de la AMSCLAE,  el vertedero El Picacho se encuentra ubicado en la cuenca del lago de Atitlán y subcuenca Quizcap con una superficie de 6,794.85 metros cuadrados.

Hasta hoy ese vertedero sigue operando a cielo abierto con los desechos sólidos que llegan de la cabecera y de San Andrés Semetabaj. Así como de vecinos de los municipios de San Andrés Chacayá, Santa Cruz la Laguna, Santa Lucía Utatlán y Concepción.

El estudio asegura que en esas condiciones el vertedero constituye uno de los principales focos de contaminación de la cuenca indicada. Por eso en el 2015 la entidad presentó una planificación para su cierre técnico definitivo.

Sin embargo, las autoridades municipales de ese periodo no avalaron el proyecto y lo enfocaron hacia otras alternativas sin acciones concretas, refirió el estudio.

El Picacho es un vertedero a cielo abierto en Sololá.
Foto Proceso.gt: Cortesía

Propuesta

De acuerdo con el estudio, el cierre técnico consiste en el movimiento de 3,600 metros cúbicos de tierra para la construcción de dos trincheras de 20 metros de ancho por 15 de largo y 5 de profundidad para un volumen de 1,500 metros cúbicos. En tanto, para la otra trinchera se necesitan 2,100 metros cúbicos de tierra.

El área debe contar con una membrana de alta densidad para evitar la infiltración de lixiviados o líquidos resultante de un proceso de descomposición de los desechos y que son altamente tóxicos.

Por este motivo proponen instalar seis chimeneas por cada trinchera y una pila de oxidación de lixiviados.

Plataformas

Según el estudio, las plataformas de cortes y la creación de taludes se llevarán a cabo con retroexcavadora y con compactadoras de mano. Además, por lo pendiente del terreno se construirán siete plataformas con seis metros de altura y con una variación de ancho entre cinco y seis metros.

Para alcanzar este objetivo se necesita el movimiento de 1,886 metros cúbicos de tierra que servirá para el relleno y la nivelación de la plataforma que quedará en la parte alta del terreno.

También, se construirán cunetas revestidas de concreto alrededor del terreno. Estás reducirán la velocidad en áreas pendientes con el fin de disminuir la erosión que genera las escorrentías resultado de las lluvias.

Costo estimado del cierre técnico: Q1 millón 200 mil

Población beneficiada: 84 mil 744 habitantes 

Cantidad de desechos diarios: 23.7 toneladas 

Reciclables: 3.2 toneladas 

Orgánico: 11.7 toneladas 

Inorgánico: 37.1 toneladas

Acuerdo Municipal

Al respecto, el  alcalde de Sololá, Carlos Humberto Guarquez Ajiquichí, explicó que en diciembre del 2020 por un acuerdo municipal decidieron iniciar los trámites para dicho cierre.

Este acuerdo consiste en la creación de una mesa técnica con instituciones del Estado y entidades privadas. El objetivo es aportar ideas y recursos económicos.

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP). Así como la mancomunidad TZOLOJYÁ y la AMSCLAE, participan de la mesa técnica.

A decir del jefe edil, ya suman tres reuniones para tratar el problema y este año elaborarán la estrategia para comenzar el cierre técnico a partir del 2022.

“Este es un problema complicado porque cada habitante produce  dos libras de basura, pero estamos convencidos que tenemos que comenzar con este proceso del cierre de El Picacho”

carlos humberto guarquez ajiquichí, alcalde de sololá

Intenciones

El jefe edil recordó que en el 2012 con la participación de las autoridades de San José Chacayá y Santa Lucía Utatlán hubo un acercamiento para abordar el problema, pero por intereses políticos no se logró concretar ninguna acción al respecto.

Pero, ante la magnitud del problema espera unificar esfuerzos y criterios con las autoridades municipales de Panajachel y San José Chacayá para buscar una solución sostenible al referido problema, puntualizó. 

Puedes leer: Peligra la Ruta del Paisaje en Sololá

Basurero clandestino

Sin embargo, para el director del CONAP de Chimaltenango y Sololá, Eleazar Peralta, El Picacho es un basurero clandestino porque no cuenta con el tratamiento e infraestructura adecuada, contrario a un relleno sanitario o planta de tratamiento.

Aunque los desechos orgánicos  que suman el 70 por ciento son trasladados a la planta de tratamiento, Coxom Argueta, muy cerca del lugar.

Por esta realidad las autoridades municipales de Sololá están obligadas a proceder de inmediato al cierre del basurero. El terreno está en un área protegida y en una cuenca hidrográfica que tiene un impacto ambiental sobre el lago de Atitlán, refirió el funcionario.

Recordó que hace algunos años atrás se creó una estrategia interinstitucional que proyectó la construcción de un relleno sanitario en la zona sur y otro en la zona norte de la referida cuenca.

Peralta, insistió que la falta de un tratamiento adecuado causa daños a la diversidad biológica del sistema hídrico, pues los lixiviados van de forma directa al manto friático. Por eso urgió su cierre y la creación de alternativas inmediatas.

“La población organizada debe priorizar proyectos vinculados al agua y saneamiento para proteger la cuenca del lago de Atitlán”.

eleazar peralta, director departamental del conap

Instrumento ambiental

En tanto, el delegado departamental del MARN de Sololá, Oscar Velásquez, aseguró que hasta ahora no ha recibido ningún instrumento ambiental para el cierre del vertedero, pues su función es autorizar los avales respectivos.

No obstante, comentó que en las reuniones de la mesa técnica se han definido algunas actividades vinculadas a la educación ambiental y la recolección de los desechos sólidos. La estrategia de reducir, reciclar y reutilizar será un eje transversal del proceso de cierre y siguiente, precisó el funcionario.

Lamento

Por su parte, el asesor de residuos sólidos, César Macella, lamentó que al vertedero ingresan sin control jeringas y objetos cortopunzantes. También existen tres fosas donde se depositan desechos del rastro municipal.

Agregó, que esta situación genera impactos negativos debido a que no se cuenta con ningún tipo de permeabilización de fondo.  Existen malos olores, vectores y sobre todo, un grado de alta contaminación a los suelos y cuerpos hídricos de la cuenca.

Tampoco existe un plan de trabajo operativo y técnico para mitigar los impactos negativos a la cuenca. El muro de contención existente es de costales rellenos de material inerte y una especie de repello, lo cual no garantiza la estabilidad del terreno.

“La quema constante de los residuos sólidos genera efectos directos al calentamiento global, a través de dioxinas y furano que pueden dispersarse en el ambiente”.

césar macella, asesor de residuos sólidos

La AMSCLAE espera que exista voluntad política y recursos económicos para solucionar este problema que no puede dilatarse en el tiempo.

Related posts

Casa amenaza a peatones en La Antigua

Redacción

Alcalde de Antigua corre contra reloj por los proyectos con fondos del Codede

Julio Sicán Aquino

Damnificados del volcán de Fuego cosechan legumbres y verdura ante el covid-19

Julio Sicán Aquino

Leave a Comment

× ¿Como puedo ayudarte?